1. Max Weber: termino generalizado por Weber para designar el objeto formal de la sociología; por acción se entiende toda conducta humana a la que el actor enlaza un sentido subjetivo. Pude ser pasada presente o futura. La tipología que distingue Weber son 4 y no son excluyentes:
a) acción racional con arreglo a fines: se obra en la relación medio-fin
b) acción racional con arreglo a valores: se obra en la relación medio fin pero este último es valorico.
c) acción racional con arreglo a afectiva o emotiva: se obra motivado por afectos, no tienen mucha racionalidad y el fin no está claramente definido
d) acción racional con arreglo a valores: no hay elección entre medios y fines, la acción se lleva a cabo por la costumbre y el hábito.
Para Weber la sociología es la ciencia que pretende explicar la acción social y explicar las causas de su desarrollo y efectos.

2. Para Marx la acción social está siempre sometidas a las condiciones objetivas del sistema de producción.

3. Para E. Durkheim es la conciencia colectivaza que condiciona la conciencia del individuo.

4. Para Parsons existen 5 variables pautadas que orientan la acción social, pero se mantiene la idea de un sistema que orienta una acción.
(1 a 4: diccionario de sociología)

5. La tradición sociológica en la que se inscriben Weber, Parsons, Habermas y el propio Luhmann en sus trabajos anteriores a 1982, es la de definir la acción como elemento del sistema social. Al introducir el concepto de autopoiésis, Luhmann se ve obligado a replantearse el problema de las unidades elementales del sistema, esta vez de manera más radical ya que es el propio sistema quien constituye sus elementos. La unidad del sistema de Luhmann es la comunicación y no la acción ni la acción comunicativa puesto que la comunicación es siempre necesaria e inherente al sistema social y la acción no.
(Rodríguez y Arnold, Sociedad y Teoría de Sistemas, 1992)
6. Habermas en su trabajo "Acciones, operaciones, movimientos corporales" intenta distinguir las acciones de los movimientos y operaciones y en el tomo I de "Teoría de la Acción Comunicativa" busca distinguir las acciones comunicativas de todas las demás acciones.
Solamente para las acciones Habermas admite que el sujeto sigue reglas de acción, en el caso de los movimientos, por ejemplo, levantar un brazo y de las operaciones, por ejemplo, sacar cuentas, no se puede hablar de reglas de acción sino de infraestructuras de la acción. Solamente hay acción cuando seguimos una regla donde el sujeto sabe que sigue una regla y que en las circunstancias apropiadas está en condiciones de decir qué regla está siguiendo. En sentido estricto, 'actuar' significaría 'cambiar algo en el mundo': las acciones intervienen en el mundo.

7. Habermas considera que la estructura teleológica es fundamental para todos los conceptos de acción (1987:146). En todos los demás casos (dramatúrgico, valórico y comunicativo) se presupone la estructura teleológica de la acción, "ya que supone a los actores la capacidad de
ponerse fines (...) y un interés en la ejecución de sus planes de acción". Una estructura teleológica aparece como definitoria de las acciones en general: un agente actúa en la medida que tiene sentido la pregunta ¿por qué actúa así? y ese agente es capaz de responder a la pregunta. En breve, Habermas presupone la racionalidad en la acción. Pero esto es válido para todos los tipos de acción, en la acción teleológica para que cada sujeto persiga sus metas, en la acción valórica como acuerdo social sobre normas y tradiciones en vistas de la integración social, en la dramatúrgica como relación de un actor con su público, y en la acción comunicativa como un proceso cooperativo de entendimiento.
(Sergio Pablo Fernández, Habermas y la Teoría Crítica de la Sociedad, Cinta de Moebio )